Quiénes somos

Sumando Vida se desarrolla bajo la profesionalidad, los años de experiencia y constante dedicación en el trato con las personas mayores; nuestra razón de ser y sin duda alguna, nuestra vocación.

Nuestro equipo humano lo dirigen una trabajadora social y una integradora social, ambas con una amplia experiencia y formación en nuevos modelos de atención a personas mayores así como una larga trayectoria en la gestión y dirección de centros residenciales.

Inmaculada y Marta

Inmaculada González Allende

Inmaculada González Allende

Comencé mis estudios en la Universidad de Salamanca en el año 2010, concretamente en el Grado en Trabajo Social y una vez finalizados, en el año 2014, me trasladé durante un año a vivir a Rumanía con una beca de voluntariado europeo.

Fue un periodo de aprendizaje diario y en el que tuve la suerte de trabajar y conocer a personas muy especiales que más tarde marcarían mi carrera profesional. Sin duda, una de las mejores experiencias tanto personales como laborales que he tenido la suerte de vivir y disfrutar.

De vuelta a España, tenía claro hacia dónde quería enfocar mi vida laboral y por ello, empecé a trabajar durante el periodo estival en un Centro de Día para personas mayores en Zamora.

Me trasladé a Valladolid en busca de más oportunidades y fue en el año 2015 cuando comencé a trabajar en una residencia para personas mayores y donde conocí a Marta. Durante estos casi cinco años de trabajo, he podido desarrollar todo mi potencial humano y profesional, con la puesta en marcha de nuevos proyectos y formando parte del equipo directivo.

La formación continuada ha sido otro pilar fundamental para mí, he podido aumentar mis conocimientos y mejorar como profesional.

Cursé el Máster de Discapacidad, Autonomía Personal y Atención a la Dependencia por la UIMP, consiguiendo la publicación del trabajo fin de máster. Y además, he tenido la suerte de acudir a varios congresos y cursos para completar mi formación en nuevos modelos de atención a personas mayores.

Siempre he creído que hay otras formas de trabajar y cuidar a las personas mayores, desde un prisma más humano y mucho más cercano, poniendo en valor a cada persona y siendo ella la que decida lo que quiere o lo que no quiere hacer.

Surge Sumando Vida, un proyecto creado con el corazón y la convicción de que hay que saber estar al lado de las personas mayores y de sus familias, poniendo en marcha nuevos recursos para que las personas tengan la máxima calidad de vida sin salir de su entorno.

Cuando pienso en cómo me gustaría vivir cuando sea mayor, enseguida me viene a la mente mi casa, mi pueblo, mi familia, mis amigos. Seguro que poco o nada diferente a lo que puedan pensar actualmente las personas mayores, parece algo tan sencillo… requiere de un trabajo, de servicios profesionales y de nuevas herramientas, pero es posible y, sobre todo, es muy necesario.

Volcar mi esencia, mis raíces, lo que siento y lo que pienso en un proyecto como es Sumando Vida es un orgullo, y poder compartir mi vida con la de otras personas una suerte.

Marta Lorenzo Revuelta

Marta Lorenzo Revuelta

Mi ilusión laboral siempre ha estado relacionada con la atención a las personas mayores, por eso desde joven, empecé a trabajar en este sector compatibilizando el mundo laboral con mi formación.

Mis estudios se han dirigido a la especialización en este ámbito, mi formación de Integración Social, Postgrado en Dirección y Gestión de Residencias y Servicios para Personas Dependientes y actualmente el Grado en Terapia Ocupacional con mención en Gerontología Aplicada, en la Universidad Europea Miguel de Cervantes, me hacen crecer y aprender profesionalmente cada día.

Mis veintidós años de experiencia trabajando con personas mayores y dirigiendo equipos junto con la dirección de una residencia para personas mayores, no solo me ha fascinado siempre, sino que mi ilusión es seguir progresando, trabajando por la atención integral de las personas dentro de su entorno.

En mi etapa de dirección en una residencia para personas mayores conocí a Inmaculada. Nuestros caminos laborales se unieron y juntas pusimos en marcha proyectos innovadores que nos han empujado a querer seguir creciendo tanto personalmente como profesionalmente, aprovechando esta gran oportunidad de compartir las mismas ideas y, sobre todo, querer ofrecer una atención humana y de máxima calidad a las personas mayores para que tenga la mejor calidad de vida.

De este pensamiento y con una inmensa ilusión, nació Sumando Vida, un proyecto en el que hemos creído desde el principio y hemos puesto todo nuestro cariño y esfuerzo, para poder ofrecer servicios que den cobertura a las necesidades reales y se adapten a cada persona.

A lo largo de todos estos años compartiendo mi vida profesional con las personas mayores, solo puedo sentirme afortunada por todo el cariño, respeto y admiración que he recibido, y día a día me hacen llegar las personas y también sus familias.

Un gesto, una mirada, una sonrisa… es la mejor satisfacción y mayor agradecimiento que puedes recibir de una persona.